Usted está aquí

Historia

Historia

A la villa de Cabia (Cavia escriben algunos) le corresponde el honor de presentarnos documentalmente a los vecinos m√°s antiguos del alfoz de Burgos. La escritura se guarda en el Monasterio de San Pedro de C√°rdena y data del 1 de marzo del a√Īo 899, y adem√°s esta fecha ha servido para conocer la antig√ľedad del c√©lebre monasterio.

En el Becerro de las Behetr√≠as de Castilla, Cabia ocupa el primer folio, en el tiempo, y a su campo pertenecen las vi√Īas y labranzas; todo ello indica una muy temprana ocupaci√≥n cristiana y la colonizaci√≥n del Bajo Aus√≠n y Medio Arlanz√≥n apenas asegurada la fundaci√≥n de la ciudad y el castillo de Burgos. La poblaci√≥n debi√≥ de ser muy densa, pues dentro del t√©rmino concejil de Cabia se alzaron otras tres aldeas que fueron m√°s tarde absorbidas por la villa. Las aldeas se llamaban Henar, Santaol√≠n y El Uncar; todas ellas y Cabia pertenec√≠an al inmediato alfoz de Mu√Ī√≥ y reun√≠an una poblaci√≥n importante; de hecho en el Libro de las Behetr√≠as se puede leer que pagaban al rey servicios y monedas, y le a√Īad√≠an 396 maravedises, una cifra muy importante para la √©poca (a√Īo 1350).Para esta fecha el rey Alfonso XI hab√≠a entregado Cabia a la familia de Los Rojas, salida de la Bureba y muy poderosa, ya que Los Rojas fueron, entre otros linajes, duques de Lerma. Don Sancho Ruiz de Rojas era se√Īor de Cabia y recib√≠a del vecindario cuatro cargas de pan, una parte de trigo y tres de cebada. A cada divisero, y eran once, se les remiaba con seis maravedises por las fiestas de San Juan; eran muy conocidos en la pol√≠tica y econom√≠a castellana.

Los Rojas construyeron la torre de su se√Īor√≠o y la adornaron con escudos; m√°s tarde habilitaron la casa-fuerte de cubos recios y paramentos inaccesibles, con su patio de pilastras, y la convirtieron en mansi√≥n campesina, que todav√≠a se mantiene entre el caser√≠o. De Los Rojas, la torre y la casa pasaron a Los Altamira, qui√©nes la pose√≠an ya en el siglo XVIII. En el a√Īo 1591 Cabia formaba partido con Cayuela y cinco pueblos m√°s ofreciendo un censo de 184 vecinos, que pronto dejar√°n el se√Īor√≠o nobiliario para volver al realengo. Los vecinos de Cabia, durante los ya rebasados once siglos de existencia, han ejercido su laboriosidad en las unidades familiares de su agricultura; su t√©rmino es rico en aguas y en ellas instalaron varios molinos harineros.

Por otro lado, se alza entre el caser√≠o de la villa su iglesia parroquial dedicada a San Pedro Ap√≥stol, un templo que a partir del siglo XVI, cont√≥ tambi√©n ‚Äďpor medio del empe√Īo de los vecinos- con una gallarda torre de cuatro tramos de estilo cl√°sico y en proporci√≥n decreciente. Adem√°s la iglesia guarda otros tesoros como una interesante pila bautismal de la √©poca rom√°nica (siglo XII), de forma troncoc√≥nica con 17 gallones al interior y con arquer√≠a exterior que cobija figuras b√≠blicas.

Scroll top